¿No sabes qué hacer con los niños? ¿Ya ni la playa les gusta? Llévatelos a la cocina y prepara con ellos su postre preferido. Nada como rebañar un plato dulce para acabar con el aburrimiento.

Ingredientes:

  • 250g de fresas.
  • 1 tarrina de queso de untar.
  • ½ vaso de leche entera.
  • ½ l de nata ligera.
  • 1 sobre de cuajada.
  • 60g de fructosa.

Preparación:

Trituramos las fresas y las ponemos en un cazo al fuego junto con el resto de ingredientes y batimos deprisa y sin dejar de remover hasta que la mezcla se caliente.

Cuando empiece a hervir sólo tenemos que controlar el nivel de dulzor y añadir azúcar en función de las necesidades de la mezcla.

Posteriormente retiramos del fuego, vertemos el contenido en moldes y dejamos enfriar en la nevera durante, mínimo, cuatro horas.

Servimos en frío acompañando el postre de unas fresas o frambuesas.