Nos encanta comer, pero mucho más nos gusta comer dulce mientras nos divertimos, por eso hoy traemos esta receta tan colorida y apetecible que animará las horas de un merecido capricho.

Ingredientes:

  • 100g de mantequilla.
  • 180g de chocolate fundido.
  • 25ml de leche entera.
  • 5ml de esencia de vainilla.
  • 340g de azúcar glass.
  • 200g de chocolate para cobertura.
  • 3 cucharadas soperas de leche sprinkes.
  • 1 bizcocho.
  • Topping decoración.

Preapración:

Preparamos el frosting de estas piruletas mezclando todos los ingredientes líquidos anteriores en un bol, batiendo con una varilla hasta que quede una textura homogénea.

Añadimos el bizcocho (muy) desmigado a la mezcla y amasamos, primero ayudándonos de una cuchara de madera y después con las manos hasta que quede una masa suelta pero algo húmeda.

Forramos una bandeja de horno con papel plata y sobre ella disponemos bolas de esta masa hasta agotarla; después metemos la bandeja en el congelador durante 15 minutos aproximadamente.

Mientras esperamos a que transcurra este tiempo, fundimos el chocolate al baño María, y cuando este bien derretido, retiraremos del fuego e iremos añadiendo leche poco a poco hasta que quede una mezcla líquida, nunca espesa.

Sacamos las bolas del congelador y pinchamos palos de madera en el centro de cada bola, sumergiendo cada bola en el chocolate líquido primero y después en el topping que hayamos elegido. Podemos dejar reposar las bolas a temperatura ambiente o bien durante unos minutos en la nevera.