Que la levadura de cerveza es una fuente de beneficios para la salud es algo que si no sabías, al menos habías oído hablar de ello en alguna ocasión. No sólo te beneficia por dentro sino que también lo hace por fuera.

Pero ¿qué es realmente la levadura de cerveza? Un tipo de hongo que cultiva la malta libre de azúcares y con un alto valor energético y proteico. De manera que estará (o deberá estarlo) presente en nuestros desayunos y en más de una dieta de adelgazamiento.

Sus principales propiedades para con nuestro cuerpo son:

  1. A nivel interno deja que sus ácidos grasos insaturados y la lecitina se hagan cargo de reducir el colesterol.
  1. Estéticamente podemos ver una mejora en la calidad y aspecto de las uñas y el pelo: crecen más rápido y con más fuerza.
  1. Es fuente de vitamina B, la cual aporta su alto nivel de energía, velando también del sistema inmunológico.
  1. Regenera, cicatriza y cuida la piel frente a las quemaduras o heridas.
  1. Si padecemos de fatiga crónica, la levadura de cerveza será un buen aliado para su lucha gracias a los minerales, las proteínas y vitaminas que contiene, dando al cuerpo el complemento alimenticio que necesita.