Hablar de aceites vegetales y naturales es hablar de la mejor calidad de la naturaleza en frascos pequeños. Como el producto que traemos hoy, el Aceite de Rosa Mosqueta, un aceite vegetal con grandes propiedades tanto medicinales como cosméticas.

Sus beneficios y propiedades pueden devolverte la calma estética que siempre has deseado tener y resolver algunos problemas médicos que acepten tratamiento natural, como las afecciones dermatológicas principalmente. Si alguna de tus inquietudes tiene que ver con esto que te decimos, te animamos a que nos leas muy detenidamente.

¿Qué nos puede ofrecer un tratamiento a base de Rosa Mosqueta que otros tratamientos no nos den? La seguridad de que vamos a recibir todas las propiedades de una semilla tratada en forma de aceite y aplicada directamente sobre la piel.

Su composición viene prevista de numerosos ácidos grasos esenciales como linoleico, omega 3, omega 6, antioxidantes y vitaminas (A,C,E y retinol).

Siendo uno de los aceites vegetales más completos existentes actualmente, aplicándolo varias veces al día sobre la zona que queramos reparar o mejorar, conseguiremos difuminar las estrías o manchas en la piel, borrar las cicatrices jóvenes, retrasar los signos de envejecimiento y arrugas, rehidratar la piel seca y aliviar el dolor de los huesos (artritis y osteoartritis).

Y si quieres empezar a notar las virtudes de la naturaleza te recomendamos un par de productos que para nosotros tienen todas las garantías de ser excelentes.

Aceite Rosa Mosqueta de Marnys (15 euros). Es el aceite más puro en cuanto a la Rosa Mosqueta y el que más concentrado de aceites esenciales tiene, un 80%.

Aceite Rosa Mosqueta de Bottega Verde (24 euros). De uso diario es el más efectivo en cuanto a resultados visibles en cuello, rostro y cuerpo.