Que el tándem gastronomía y arte es imbatible es algo que en Perrier-Jouët tienen en cuenta desde su fundación. Por eso, a la presentación de Perrier-Jouët Belle Époque 2013, Belle Époque Rosé 2013 y Belle Époque Blanc de Blancs 2012 en el Mom Culinary Institute by Paco Roncero no faltó la danza ni la música de Ma Dream Team. Arte que acompañó una cena de la mano de los mejores chefs y sumilleres que han elegido Perrier-Jouët en sus restaurantes, como La Terraza del Casino (Madrid), Sublimotion (Ibiza), El Cenador de Amós (Santander) o Boho (Marbella).

La anfitriona fue Séverine Frerson, la primera mujer chef de cave de la Maison. Su trabajo busca el vínculo entre el lenguaje de las flores de Perrier-Jouët con el lenguaje de la textura. Aunque la Maison Perrier-Jouët es conocida por su Chardonnay, también tiene estupendos viñedos de Pinot Noir, variedad que está presente en un 45% del Belle Epoque Brut 2013. El 5% de Meunier aporta equilibrio.

Un preciso coupage que se completa con los aromas de frutas blancas y flores característicos de esta seductora y armoniosa cuvée. El sabor vivo y fresco del Belle Époque Rosé 2013 es el resultado de la sutileza floral del Chardonnay (45%), que se complementa con la riqueza del 50% de Pinot Noir. Por último, las uvas Meunier (5%) de Dizy le dan un carácter redondo, aromático y persistente. Belle Époque Blanc de Blancs 2012 es un champagne que se rinde a la vibrante frescura del 100% Chardonnay, desenfrenado y floral pero a su vez delicado. Destaca la mineralidad que los suelos de estos viñedos prestan a esta cuvée.

Perrier-Jouët recomienda un consumo responsable

Deja un comentario

Cancelar la respuesta