Entre la paella y el arroz con cosas hay un buen trecho… y aunque los valencianos hayan escrito los 10 mandamientos para hacer correctamente su receta, la de verdad, hay quien se atreve a innovar y salirse de la norma. Por eso, para aquellos catadores profesionales de todo lo creativo, que busquen nuevos sabores y quieran dejarse sorprender, aquí van nuestras paellas favoritas que se saltan las normas. Rico y fuera del radar.

El arroz cremoso de Desencaja

Iván Sáez ya se adelantó a la moda de los viajes espaciales con su menú degustación Viaje a la Luna, pero si hay algo que nos transporta a lo mejor de la cocina tradicional elaborada con técnicas actuales es su arroz cremoso de calamar y gamba roja de Garrucha (24 euros). Es el único que hay en la carta y merece la pena, aunque seguramente te sepa a poco y no puedas dejar de repetir.

Pollo y repollo en Pólvora

Para quienes el marisco no sea santo de su devoción (ni tampoco el pescado), el arroz de pollo y repollo de Pólvora es su salvación. Desde hace unos meses, no se habla de otra cosa en la capital… aunque se ha renovado la carta y ya no está el arroz de butifarra y ajetes preparado a la llauna, este no tiene nada que envidiarle.

Arroz de Berlanga, en el barrio de Retiro.

Los arroces del Café Comercial

¿Arroz en un café? ¿En el mismo Café Comercial, icono de Madrid? Sí. Al pasar a formar parte del grupo El Escondite no ha perdido su esencia. Es más, se ha renovado y ahora sus sabores tradicionales conviven con la cocina moderna. En la carta figuran dos tipos: el que se hace a fuego lento con marisco y DO Calasparra y el arroz «a banda» con muslo de pato deshuesado. Los dos son de chuparse los dedos. Si tienes ganas de probar antes de lanzarte a la piscina pásate por allí un fin de semana, seguramente te pongan una tapa de arroz al señoret con tu vino fresquito.

Chaufa integral de Pato al Tucupí, de Amazónico

Aunque no es una paella al uso, este es un arroz que os dejará salivando. La chaufa de pato de Amazónico es una mezcla de tres arroces integrales con pato azulón salvaje cocinado a la parrilla. En la línea de la dieta del bikini pero sin perder el toque exótico y fuera de la norma de nuestras paellas favoritas.

Berlanga y su arroz secreto

Los arroces de ibéricos han sido los últimos en llegar a las cartas de los restaurantes de Madrid. Arroces de presa, de secreto y de otros productos ibéricos hacen las delicias de los carnívoros. En Berlanga encontraréis un arroz con secreto, bombitas de tocino ibérico y pimiento verde que os hará perder la cabeza. El dueño es el hijo del famoso director de cine Luis García Berlanga y trabaja con variedades de arroz propias del Parque Natural de la Albufera (Valencia), en concreto el arroz sendra y el albufera. Una paella valenciana en pleno barrio de Retiro, que además ahora está justo enfrente de un Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO. ¿Qué más se puede pedir?

Estas son nuestras paellas favoritas que se saltan la norma, miles de granos de arroz para degustar. ¿Con cuál os quedáis?

Deja un comentario

Cancelar la respuesta