Nos declaramos a favor de la comida preparada al momento con la que poder disfrutar de los sabores auténticos, ingredientes en su punto y aromas intensos sin tener que preguntarnos si lo que estamos comiendo estará o no en buen estado. Pero a veces la falta de tiempo y el agotamiento después de un día duro de trabajo hacen imposible la tarea de cocinar la comida del día siguiente o la cena de esa noche. ¿Solución? Tirar de tuppers y sacar partido a la comida congelada que invade nuestra nevera a diario.

Donde se ponga un arroz caldoso elaborado al momento con sólo unos minutos de reposo, que se quite ese tupper de arroz congelado y ya seco, ¿verdad? Pues nada de eso. Sólo hay que dar con las comidas más apropiadas para ser congeladas y disfrutar de cada cucharada como si fuera recién sacada de los fogones.

¿Cuáles son las comidas que mejor soportar el congelado?

Cómo no pasar apuros en la cocina: comida para congelar

Por supuesto y como todos sabemos, los potajes y sopas son altamente tolerables a este tipo de estado. No notaremos mucha diferencia entre una sopa de cocida elaborada en el día a la congelada. Igual con las lentejas y otros potajes y guisos.

Cómo no pasar apuros en la cocina: comida para congelar

El pollo deshilachado también soporta muy bien las altas temperaturas de un congelador. Bien envasado para evitar que coja olores, es un recurso muy fácil de preparar para el relleno de fajitas, hamburguesas o revuelto con huevo.

Cómo no pasar apuros en la cocina: comida para congelar

Resulta algo sorprendente porque, como mucho, hemos dejado unos días la fruta en la nevera pero nunca en el congelador. Hasta ahora. Si queremos preparar platos con fruta que mantengan toda su esencia, mejor que pase por el frío.

Cómo no pasar apuros en la cocina: comida para congelar

Cuántas veces hemos abierto un zumo de limón y lo hemos tenido que tirar a los dos días porque no lo hemos vuelto a tomar. Muchas. Si congelamos el zumo nos durará mucho más tiempo y no tendremos que llenar la basura de errores que podíamos haber evitado.