El empresario y bodeguero Alfonso Cortina de Alcocer ha fallecido a los 76 años de edad víctima del coronavirus. Nacido en Madrid en 1944, se licenció en Ingeniería Industrial en la Escuela Técnica Superior de Ingenieros Industriales de la Universidad Politécnica de Madrid y más tarde en Económicas en la Complutense, y desarrolló una exitosa carrera empresarial: fue presidente de Repsol y de la inmobiliaria Colonial, y era propietario de las bodegas Pago de Vallegarcía, situada en el corazón de los Montes de Toledo.  Sus dos hijos Felipe y Carlos dirigen y apoyan el proyecto. También poseía una de las colecciones de vino más grandes de España –unas 18.000 botellas–.

El pasado mes de marzo, el empresario había acudido al hospital de Toledo el pasado mes de marzo con fiebre y se le realizó el protocolo sanitario contra la pandemia. En principio su pronóstico era bueno y la familia se mostraba esperanzada con que pudiera superar la enfermedad, pero no pudo superarla. Descanse en paz.

Seguiremos informando.