Nos gustan los postres de toda la vida, los de siempre, los de cuchara y dedo rebañando el plato y empujando. Nos gustan los postres blancos y dorados, como la milhoja de miel que traemos para hoy. ¿Todavía no sabes cómo hacerla? Nosotros podemos ayudarte, si es que no nos la comemos antes.

Ingredientes:

  • 1 tarrina de ricota.
  • 250g de membrillo cocido.
  • Piñones.
  • Nueces troceadas.
  • Avellanas y almendras peladas.
  • 4 cucharadas de miel.
  • Romero fresco.

Preparación:

Mezclar la ricota con los frutos secos troceados.

Cortar el membrillo en láminas finas; colocar una lámina de membrillo, añadir una capa de ricota con frutos secos y así sucesivamente hasta formar tres o cuatro pisos. Apretar ligeramente y cortar en cuatro trozos.

Para la salsa: calentar la miel con cuatro cucharadas de agua e infusionar con romero.

Se puede salsear con miel caliente para una presentación más cuidada.