No hay otoño sin setas en una barra de bar, como tapa o como plato fuerte de una suculenta comida. Una ración que no llega sola, sino que viene acompañada de un buen puñado de beneficios que, como la mayoría de los hongos comestibles, nos aventajarán en la carrera de tener una salud de hierro, bien dotada de minerales y nutrientes.

Lo hemos intentado pero no hemos podido resistirnos a este salteado de setas que tenemos delante ahora mismo. Y hemos dejado de poner excusas cuando nos hemos enterado de estas seis virtudes que esconden en sus interior.

Media docena de beneficios en la cesta de las setas

La vitamina D que contienen las setas reduce la aparición de cáncer, contribuyendo a la regulación del crecimiento celular. Y todo gracias al folato de los hongos.

Media docena de beneficios en la cesta de las setas

El selenio de este alimento ayuda a desintoxicar el cuerpo de toxinas (también de células cancerígenas) además de desempeñar un papel fundamental en la enzima del hígado.

Media docena de beneficios en la cesta de las setas

Si algo tienen las setas es fibra, y este alto contenido en fibra hace que pacientes de diabetes tipo 1 mejoren tras su consumo.

Media docena de beneficios en la cesta de las setas

Ese fibra dietética también nos ayuda a saciarnos antes y mejor; así que una ración de setas será suficiente para no saquear la nevera y, por consiguiente, para no engordar comiendo a deshoras.

Media docena de beneficios en la cesta de las setas

Potasio y vitaminas para las setas y mejor salud cardiovascular para ti. Ese es el trato que te proponen estos hongos.

Media docena de beneficios en la cesta de las setas

Su capacidad antioxidante hace que luzcamos una piel sana e hidratada, evitando las erupciones y las irritaciones.