La utilidad de los frutos secos en tu cocina va más allá del mero snack o acompañamiento. Su versatilidad es increíble, como ya te dijimos anteriormente, a partir de ellos se pueden hacer cosas tan sorprendentes como leche, ¡no es nada difícil! Hoy te proponemos otra receta para que les des un buen uso y sigas haciéndolo parte de tu dieta diaria. Eso sí, deberás hacerte con mucha paciencia. Como recompensa te saldrá una manteca o mantequilla perfecta para añadir a tus tostadas por la mañana a la hora del desayuno, mojar galletas o comerlas directamente a cucharadas. Después de que termines con la receta, ciérralos en un bote, mételos al frigorífico e intenta comerlos lo antes posible.

Cómo hacerlo

Manteca de almendra

Pon 3 tazas de almendras en un robot de cocina con una hoja “S” durante unos 20 minutos. Asegúrate de que el robot está bien cerrado – o pásalos por la batidora. Intenta que la parte que queda a los lados se triture bien.

Manteca de coco

Pon unos 250 gramos de cocos triturados sin azúcar, 1 cucharadita (15 ml aproximadamente) de aceite de coco, 1 cucharadita de extracto de vainilla, una pizca de sal y ponlo todo en la batidora durante 1 minuto.

Manteca de pistacho

Pasa 2 tazas de pistachos tostados por la batidora durante 10 minutos. Añade un cuarto de cucharadita (aproximadamente 1 ml) de sal kosher, 1 cucharadita (15 ml) de miel y una pizca de canela. Vuelve a pasarlo todo por la batidora durante 10 minutos.

Manteca de anacardo

Mezcla 3 tazas de anacardos crudos y media cucharadilla (unos 7 ml) de sal marina fina en un robot de cocina o en una batidora durante 20 o 30 minutos. Asegúrate de que la parte que quede a los lados también se triture.

Manteca de nuez pecana

Ponga en la batidora 2 tazas de nuez pecanas tostadas junto con una pizca de canela y media cucharadita (unos 7mL) de sal marina fina y bata durante 20 minutos.

Samuel García

S4MU3LT4p4$12