El chocolate pronto sustituirá el cacao por manteca de mango.

Las malas cosechas están haciendo disminuir la producción de cacao a unos pasos agigantados; tanto, que se teme por la escasez de este ingrediente de aquí a no muchos años vista. La solución no es, ni mucho menos, prescindir de una buen chocolate a la taza, sino buscar ingredientes alternativos. Hablamos del mango.

Los científicos ya se han puesto manos a la obra y estudian formas alternativas de seguir elaborando chocolate pero prescindiendo del cacao, con dos objetivos: no seguir contribuyendo al agotamiento de este ingrediente con su explotación y buscar una solución a su posible escasez. Y la mejor opción está en el mango, concretamente en la manteca de mango.

Y las buenas noticias no dejan de surgir porque, a diferencia del cacao, de esta manteca sólo se necesitaría una cantidad mínima para seguir con el mismo volumen de chocolate que hasta ahora. Y, otra evidencia más, nuestra taza de chocolate no sabrá nunca a mango.

Pero, no nos detengamos, continuemos con las buenas noticias: el mango, al ser una fruta fresca y húmeda, aportará menos calorías a la elaboración, así que el consumo de chocolate será menos malo para nuestro peso que en la actualidad.