Si después de las Navidades te estás planteando dejar atrás los dulces y el chocolate, puede que Last Crumb te haga boicot con su nuevo lanzamiento. Esta marca se ha convertido en un referente de las cookies. Sus galletas son las más codiciadas de Los Ángeles y se agotan muy rápido. Además, la marca acaba de lanzar su edición limitada ‘Platinum Collection’. Una caja contiene 12 deliciosos sabores y cuesta unos 150€. En su web anuncian la cuenta atrás para el nuevo lanzamiento y hay que estar muy atento para poder hacerse con un pack. En cuanto se abren los pedidos, sólo unos pocos afortunados consiguen hacerse con una caja de estas cookies de lujo.

Una de las claves de su éxito son las propuestas de sabores que se convierten en una auténtica experiencia gastronómica. Además, la divertida descripción que hacen de cada galleta las hacen todavía más interesante.

Desde la cookie ‘Dazzle me darling’, una bomba de chocolate, con cacao en polvo y chocolate con leche, rellena de mermelada, ganache de chocolate y recubierta de chocolate amargo y un toque de vainilla. Otra de las favoritas es ‘We’re on to you doughboy’, una especie de rollo de canela y glaseado de queso crema de vainilla. Para acabar de hacerte la boca agua, entre los 12 sabores, también encontrarás la ‘The sack lunch’, con crema de cacahuete, fresas, Reese’s chips y crumble de cacahuete.

Lo bueno de este pack es que proponen una mezcla de innovadores sabores para que no te canses de degustarlas todas y descubras cuál es tu favorita. Otra curiosa opción es la ‘Florida Man’, con jugo de limón verde y ralladura de limón, pudín de lima recién hecho, extracto de lima, yemas de huevo, leche condensada azucarada, chocolate blanco, corteza de galleta Graham y malvavisco.

Según anuncian en su web, el próximo envío se abrirá dentro de 10 horas y para enterarte de todo, tienes que suscribirte a sus notificaciones.

Si estas cookies de lujo te han abierto el apetito definitivamente, aquí te dejamos otras recetas de postres para que te pongas las botas.

Haz clic aquí para leer la versión en inglés.

Deja un comentario

Cancelar la respuesta