Si por algo se nos conoce a los países mediterráneos – aparte de por el deporte, la crisis u otras cosas menos deseables – es por la dieta. La dieta mediterránea es una de las más saludables y conocidas no solo en nuestras fronteras sino en todo el mundo. Es una de las dietas que más se imitan y una con los productos más saludables, naturales y ricos. La cocina italiana, francesa, griega y española, por poner ejemplos entre todos los países que baña el Mediterráneo, son un referente de alta cocina de calidad. Pero, ¿qué diferencia nuestra orgullosa y exportada dieta mediterránea? ¿Cuáles son los alimentos más importantes o los pilares de la misma? Aquí van algunos.

El aceite de oliva. Ese manjar que sólo los mediterráneos sabemos aprovechar. Ese oro líquido que no encontraremos fuera de nuestras fronteras – y si lo encontramos estará a precio de oro, nunca mejor dicho. Lo usamos para todo, desde aliñar una ensalada, hasta hacer unas tostadas con tomate y jabón ibérico. Es nuestra principal de fuente de grasas en contraposición con las grasas animales.

Los cereales y el pan y los derivados del trigo. La dieta mediterránea también es conocida por su riqueza en cuanto a cereales y pan se refiere – Francia, por ejemplo, es conocida en todo el mundo por sus baguettes y sus diferentes tipos de pan. Aportan carbohidratos y alrededor del 50% de la energía total diaria. En los países mediterráneos es raro que no encontremos en cualquier comida algún tipo de pan, a diferencia de otros países del mundo.

Vino. Es también otro de los pilares fundamentales de la dieta mediterránea. Los viñedos de la toscana italiana – o los de La Rioja, sin ir más lejos – son de los mejores del mundo y donde se producen los mejores vinos. En Tapas Magazine ya te contamos porqué era bueno y porqué deberías beberlo todos los días.

Las frutas, hortalizas, el pescado, legumbres y túberculos – como las patatas que aunque no sean originariamente mediterráneas son también muy recurrentes en nuestros platos – son también elementos muy importantes en la dieta mediterránea.

¿Nos encanta la dieta mediterránea verdad? Pues mucho mejor si a eso le sumamos la práctica habitual de deporte. ¡No hay mejor combinación!

Samuel García

S4MU3LT4p4$12