Las croquetas, ese plato original francés que tanto gusta a todos los paladares y que lleva tanto tiempo en el recetario español, es el alimento que nunca cansa a los madrileños.

Una solución fácil y rápida para cualquier comida o cena en familia. Ya pueden ser caseras, precocinadas o a domicilio, pocos se pueden resistir a unas ricas croquetas. De hecho, es el cuarto plato más consumido a domicilio en nuestro país por detrás de la pizza, el sushi los canelones y la lasaña, según datos de la Asociación Española de Platos Preparados.

Por esta razón debía de ser plato digno de investigación. Oído Cocina Gourmet, principal distribuidor y proveedor de croquetas gourmet, ha realizado un estudio para saber más sobre este plato estrella y en especial, sobre su consumo en la comunidad de Madrid.

Los números hablan

Los resultados te van a sorprender, y es que los madrileños consumen una media de 144 croquetas al mes. 1 de cada 5 pedidos online de croquetas en Madrid se realiza los lunes, y por el contrario, los sábados es el día que menos croquetas se consumen.

Ante la gran variedad de sabores, los madrileños tienen claro cuales son sus gustos preferentes. Jamón ibérico, boletus y bacon y parmesano, seguido de puerros confinados y trufa.

Aunque este plato parece ser apreciado por todos los paladares, hay una notable diferencia en el consumo de este producto dentro de la comunidad de Madrid. Chamartín, el Barrio de Salamanca y Ciudad Lineal son las tres zonas que más consumen croquetas a domicilio, al contrario que Vallecas, Vicálvaro y Mortalez.

Esta «radiografía del consumidor de croquetas madrileño» – tal y como lo define Cristina Comenge, cofundadora de Oído Cocina Gourmet – ha ayudado a la empresa a entender el consumo de la croqueta en la Comunidad de Madrid, donde se encuentra su principal nicho.

Deja un comentario