No todas las novedades de esta cadena de comida rápida tienen forma de hamburguesa. Tampoco todo es comestible en Burger King; al menos, no en la capital finlandesa donde los establecimiento de la firma han habilitado saunas para reuniones y fiestas.

Prácticamente era lo último que nos faltaba por leer. Dábamos la posibilidad de encontrarnos con una nueva hamburguesa gigante de ingredientes dispares o alguna novedad excéntrica (pero deliciosa) en su menú, pero, ¿una sauna?

La cadena en Helsinki ha abierto un establecimiento con sauna con capacidad para 15 personas, a modo de reservado, para fiestas y reuniones, y a un precio de 250 euros por tres horas.

La sauna Burger King, el nombre con el que ya es conocida dentro y fuera de las fronteras de Finlandia, no podía haber elegido otro país mejor que en el que ya se asienta, considerado el país de la sauna.

Este spa ha sido diseñado por Teuvo Loman, cuyo trabajo ha conseguido el reconocimiento, a modo de premio, de Nuevos Conceptos en Servicios de Alimentación.

Una sauna que cuenta con duchas, televisiones, vestuarios, juegos y, por supuesto, la comida típica de Burger King.