Muchos de los aquí presentes recordarán aquel 30 de julio de 2011, fecha que marcaría el último servicio de elBulli, ese indómito restaurante escondido en Cala Montjoi que cambió el paradigma de la historia de la gastronomía mundial, con el cocinero Ferran Adrià al frente, quien a pesar de haber cerrado las puertas de su casa al público ha seguido toda una década llenando de enseñanzas y logros sus páginas.

Ahora, diez años después, el corazón del restaurante sigue latiendo con su recién inaugurado proyecto elBulli1846 donde presente y futuro se dan la mano y el legado que atesora Adrià, embajador de Telefónica desde octubre de 2010 y revolucionario en su profesión, podrá atestiguarse a través de Las huellas de elBulli, un nuevo documental original de Movistar+, creado por José Larraza y dirigido por Íñigo Ruiz. La cinta, que realiza un viaje por la extraordinaria trayectoria del chef que ha influido en las cocinas y fuera de ellas, es la novedad de octubre en la plataforma y también está disponible bajo demanda. 

Un chef inclasificable 

De las muchas facetas que hemos conocido de Ferran Adrià cuesta quedarse con simplemente una. A pesar de su marcada actitud positiva, talento, perseverancia, apabullante humildad, creatividad y compromiso, resulta un cocinero –aunque muchos le pinten de Dios, sigue siendo humano– inclasificable y único en su especie. A día de hoy, el más influyente dentro del mundo de la gastronomía y que nos ha dejado y sigue dejándonos huella. Y con esto se retrata: “La innovación es todo, al final es una actitud de querer hacer que las cosas evolucionen”, porque precisamente de pensamientos como éstos nacen revoluciones, en su caso culinarias, como lo fueron las nuevas técnicas que salieron de su incombustible mente y experimentado taller. 

Esferificaciones, deconstrucciones… si preguntan por ahí a quién se le atribuyen estas aportaciones ahora ya tan conocidas e integradas en nuestras cocinas, la duda tardará un instante de segundo en despejarse, si es que existe aún alguna duda. Por no hablar de la cantera de bullinianos que se formaron en sus cocinas y ahora copan los fogones más prestigiosos del panorama gastronómico. La lista de hazañas culinarias no termina aquí y cada una de ellas tuvo su peso a la hora de convertir a esta meca gastronómica no sólo en el ojito derecho de la Guía Michelin, sino que también se paseó por el Olimpo de la gastronomía, siendo reconocido cinco veces como el mejor restaurante del planeta. 

Un legado inabarcable

El día a día con su equipo, el apoyo incondicional de su hermano, el acontecer cotidiano junto a su mujer Isabel, testimonios y las interacciones y nuevas aportaciones de los participantes de elBulli1846 es un despiece de lo que se muestra en el documental, que busca las huellas e impacto en el colectivo de este personaje disruptivo, brillante y capaz de cambiar el orden de la gastronomía mundial.

A la cita tampoco faltan sus compañeros de batalla, esos que han crecido junto a él y gracias a él y chefs de la talla de Juan Mari Arzak o José Andrés, quien recuerda cómo Adrià «se ponía delante de sus papeles y allí comenzaba todo». El chef barcelonés tampoco olvida sus comienzos: “Era levantarte cada mañana e intentar hacer algo que nadie ha hecho en el mundo”. Expertos prescriptores como Andoni Luis Aduriz (Mugaritz), Oriol Castro (Disfrutar), René Redzepi (Noma) o Najat Kaanache (Nur) que comparten con orgullo lo que fue nutrirse de una persona y templo como éstos, pues vivieron desde dentro su cocina. Pero también otros personajes y amigos, como Andreu Buenafuente o el crítico de arte Vicente Todolí, que la vivieron de puertas para fuera. 

En la cinta también pone de manifiesto que, como Embajador de Telefónica, ha dejado el listón bien alto dejando constancia de que, además de un buen cocinero, es un buen empresario. Su labor divulgativa le ha llevado a recorrer las ciudades más importantes no sólo de España, sino del mundo; y con el lanzamiento de este documental se cierra el círculo que ha existido desde el comienzo entre empresa y empresario unidos por la innovación. Quedan presentes los valores que durante estos diez años ha potenciado y que han hecho que las oportunidades se transformen en realidad, demostrando en tantas ocasiones su gran capacidad de generar ideas con recorrido y final.

Deja un comentario