Desde IKEA siguen apostando por la otra Navidad: la que se disfruta con corazón y cabeza, la que no da lugar a gastos innecesarios, la que mantiene al día su economía, la que ahorra energía y, sobre todo, la que no desperdicia ese 25% de comida en buen estado simplemente porque no tenemos hueco en la nevera, ni en nuestros estómagos, para seguir comiendo más.

IKEA ya tiene los resultados de su estudio La otra Navidad: comportamientos de los españoles alrededor de la mesa, y la conclusión sobre las costumbres de consumo que tenemos en esta época del año es altamente desmotivadora: más de la mitad de los españoles, un 58% de ellos, afirma que más de un 25% de comida en bues estado termina en la basura porque pasa mucho tiempo entre su realización y su posible ingesta.

Son resultados alarmantes si tenemos en cuenta que eso supone una pérdida de dinero, de tiempo (el que hemos empleado en cocinar ese 25% de comida) y energía.

Por eso, desde IKEA apuestan, y nos animan a que apostemos, por #LaOtraNavidad. Por una Navidad disfrutada con corazón y cabeza para no tener que terminar las fiestas con un contenedor de comida lleno en nuestras cocinas, y con el consiguiente ahorro de energía que esto supondría.

De 1500 entrevistas realizadas por todo el territorio español a una muestra de personas de más de 18 años, la principal conclusión que se desprende de este estudio es que no hay sintonía entre realidad y percepción, o lo que es lo mismo: no somos consciente del volumen de comida que tiramos en Navidad.

Además, este estudio ha contado con la impresión de los recolectores de basura, quienes aseguran haber encontrado comida en piezas enteras, sin consumir, y en buen estado.

Estos 64 recolectores han protagonizado una campaña navideña sobre su trabajo en cada Navidad.