La maravilla de cenar en un restaurante de diseño

La visita a un restaurante no sólo se centra en la parte gastronómica y su maridaje, que también (de hecho es el punto principal). La decoración del espacio, las tonalidades, las luces y el servicio (fundamental) son un aspecto esencial dentro de la experiencia. ¿A quién no le gusta cenar en un espacio bien decorado? Pues los hay para todos los gustos.

Hake Mate

Aunque nació con vocación de convertirse en un fish&chips gourmet, su carta ahora también destaca por su punto Mediterráneo. Y su rinconcito de mesas altas de madera y espejos circulares con tonalidad cálida es una de las zonas más acogedoras del restaurante.

La maravilla de cenar en un restaurante de diseño

Matcha House

En este restaurante japonés se come de vicio, pero a esto hay que sumar “La sala de las lámparas”, un motivo más para trasladarte con ellos a Japón. Por no hablar de los reservados, divididos gracias a una estructura de metal y unas cintas, y sus sillas de terciopelo en color Zafiro.

La maravilla de cenar en un restaurante de diseño

La Pagoda

Comer aquí es trasladarte a Asia en un abrir y cerrar de ojos. Además de su comida, su decoración, acorde con los platos que allí se sirven, inspira a un viaje por los países que allí se recorren a través del paladar.

La maravilla de cenar en un restaurante de diseño

Zela

Estás en medio de un jardín privado en Ibiza y en un restaurante japonés de altura. Aquí no dejes pasar los maravillosos espejos estratégicamente colocados entre los arbustos ni sus gigantescas butacas para cenar como un emperador.

[td_smart_list_end]