La existencia de que una bebida como el agua sea premium nos hace ver que si de verdad lo queremos, en unos años seremos capaces de cualquier cosa con tal de elevar el estilo de vida sano a la máxima potencia.

Por supuesto, y como no podía ser de otra manera, Japón, el país más obsesionado por eliminar de sus dietas cualquier signo de contaminación, grasa saturada o ingrediente que nos haga más mal que bien, ha dado con la clave de un régimen sano: fabricar agua mineral premium y embotellarla.

Las características de este agua a la que han denominado SAKARA son tan atractivas que los laboratorios NellyRolly se han lanzado de cabeza a su elaboración: antioxidante, detox, agua alcalina ionizada, con arce y bambú y anticolesterol. Un coctel de beneficios que se puede encontrar en el mercado por (sólo) 15 dólares americanos.