Reconócelo, ¿cuántas veces has terminado de hacer la comida y te has dado cuenta de que ese plato de pasta podría darte un arsenal de likes preciosos sobre los cuales cimentar tu ego en Instagram? Demasiadas. Desde Tapas te animamos a que lo sigas haciendo, sin olvidar que Ikea se estará riendo de ti a mandíbula abierta.

Let’s Relax (o Vamos a relajarnos) es la última campaña publicitaria de Ikea que, además de viralizarse a costa de tu obsesión por instagramear todo lo que tenga nombre de comida, anima a los usuarios de la red social a relajarse y a disfrutar lo que tenemos en la mesa, comiendo y pasando un rato agradable y no estando pendiente del teléfono móvil.

Para esta campaña en clave de mofa, Ikea hace un viaje en el tiempo y viaja hasta un hipotético siglo XVIII para enseñarnos a disfrutar comiendo en compañía de los demás sin ningún tipo de red social cerca que nos pueda provocar deseos de fotografiar y compartir cualquier plato de comida.

¿Has visto? La misma odisea que tienen que pasar estos pobres hombres del pasado para que los demás vean su plato de comida, en una pintura, es tu sufrimiento cuando subes la foto y esperas los likes.