La tierra y las raíces son muy importantes para Cristina Manjón, más conocida como Nita. La cordobesa es la voz de Fuel Fandango y junto con el productor Bronquio dedica un tema a una planta endémica de Cádiz: la retama. La intención de retratar el paisaje de la provincia y sobre todo del faro de Trafalgar y de las dunas era como reconoce la cantante “un homenaje a los habitantes de la tierra”.

La tierra y el cuidado del planeta han estado muy presentes en las composiciones de Nita. “Haciendo Mi Huella tenía la idea de lo que quería plasmar. Empecé la canción partiendo de todo lo que le está pasando al planeta, de toda esa lucha que hay entre las personas, en la que me incluyo, por por intentar mejorar todo lo que se necesita en este planeta para que estemos mejor y haya más armonía”. Mi Huella fue el primer single que lanzaron en 2021 y Nita tenía ganas de plasmar en él “la huella que tiene el ser humano en el en el en el planeta”, algo que se refleja también en la estética más urbana del videoclip con edificios voladores y la tristeza de los personajes por el sistema de consumo.

El arte por encima del mercado

Precisamente esa rapidez por sacar temas es una de las críticas que Fuel Fandango hace al panorama musical actual. “El arte ya no no tiene ningún peso, el mercado se está comiendo todo y a mí me parece que eso es bastante triste”, comentaba Manjón. Sin embargo reconoce que ella no se siente retratada: “Yo intento estar a contracorriente. No estoy nada identificada con eso ni me interesa, para mí lo principal es el arte”.

Gracias a ir contracorriente y a fusionar estilos y sus propias raíces, Fuel Fandango ha encontrado su propio sonido. Ale viene de un origen más electrónico o rockero mientras que los primeros pasos de Nita estaban en el flamenco y la copla. “Aunque tengamos una esencia muy marcada nos gusta que cada disco sea un universo diferente”, apunta la cordobesa. De ahí que muchos de de sus álbumes combinen ritmos africanos y percusiones con los arreglos más electrónicos del canario y géneros de todas partes de España y del mundo.

Sus últimos trabajos

Origen, el disco que sacaron en 2020 justo antes de la crisis sanitaria, refleja toda esa fusión de ritmos y estilos.Origen lo sacamos en enero, fue justo antes de la pandemia y nadie sabía que esto iba a pasar. Teníamos una gira programada muy extensa y desgraciadamente nos pararon. Romances (su último trabajo) ha surgido de la idea de ya que no podemos tocar en el escenario, ya no nos es posible desarrollar escénicamente el disco que habíamos hecho con tanto cariño y al que le habíamos dedicado tanto tiempo. Hemos intentado retomar toda la creatividad de estos meses de pandemia para reflejar esos sentimientos y esas emociones y transformarlas en forma de canciones”. Así habla la voz de Fuel Fandango de Romances, un idilio entre el dúo y distintos artistas de la escena de la música. “Este trabajo surge de la idea de que Fuel Fandango tenga un romance con cada artista que nos apetece, que nos gusta, que admiramos. Hemos intentado aunar diferentes artistas tanto de diversos géneros como de lugares diferentes del mundo o de España. Cada canción es un universo diferente porque eso es lo que nos carácter”.

Escuchar cosas nuevas, sus viajes y descubrir nuevos artistas son las claves que inspiran a Ale y Nita a componer. Ale reconoce que los primeros meses de pandemia fueron duros y que sufrió un bloqueo de autor pero que “las ganas de hacer cosas y ser creativo” le salvaron durante el confinamiento más duro.

La gastronomía como inspiración

Recorrer el mundo con su música y la fusión de estilos tan enriquecedora ha hecho que Fuel Fandango explore otros lados creativos como la cocina. Ale tiene dos recuerdos gastro muy marcados: uno en la India con pollo especiado y otro en el desierto chileno de Atacama con un guiso de maíz. Mientras, Nita recurre al salmorejo para transportarse a casa cuando lleva mucho tiempo lejos de ella. “Somos de muy buen comer, nos gusta todo, es que no hay nada que no que no nos guste”, reconoce ella entre risas.

Ale es un cocinillas y le encanta preparar platos de cuchara y potajes. Siempre recuerda la sopa de marisco como uno de los platos de su niñez y tiene muy claro su ingrediente estrella del momento: la salsa siracha. “Se la echo a todo. Le da un puntazo potente y picante a mis recetas”. Aunque su ingrediente preferido para los platos va cambiando tiene muy claro lo que hace falta en la música: “pasión y honestidad”.

Fuel Fandango es un dúo lleno de giros, estilos, ritmos diversos pero sobre todo les sobra arte y estilo. Son fieles a su carácter ecléctico tanto en la música como en sus recetas.

Deja un comentario