Se ha necesitado más de un siglo de seguimiento a más de cuatro millones de personas para afirmar y confirmar que las mujeres ya beben tanto alcohol como los hombres.

Un estudio realizado por la Universidad de New South Wales, Australia, ha demostrado lo que parecía inevitable y previsible por razones que también vamos a ver a continuación, y es que las mujeres, sobre todo las más jóvenes, ya se han puesto al mismo nivel que los hombres en esta materia: beben lo mismo que los hombres y, como consecuencias, han aumentado los problemas de salud ocasionados por la bebida en las mujeres.

El informe que lo confirma fue realizado por el Centro Nacional para la investigación de las Drogas y el Alcohol de esta universidad australiana y fue publicado hace dos semanas por la revista BMJ Open.

Las razones que llevarían a hablar de una igualdad entre hombres y mujeres a la hora de beber serían, entre otras muchas, el abaratamiento de las bebidas alcohólicas, la creación de bebidas con alta graduación cada vez con sabores más dulces y la campañas de marketing que invaden nuestra vista.

Hablamos de una paridad entre hombres y mujeres en personas nacidas entre 1991 y 2000, conclusión a la que se ha llegado después de mirar (y comparar) informes hasta con un siglo de antigüedad.