La nueva edición del libro más esperado de la temporada, el Guinness World Records 2022, está a la venta en librerías desde hace un par de semanas. Y en sus páginas, repletas de hazañas extraordinarias, se dan cita los talentos más espectaculares de nuestro país y del resto del mundo. Hay una buena representación gastronómica… por eso te contamos cuáles son los récords culinarios más sorprendentes.

Pimientos Bhut Jolokia

El Bhut Jolokia, originario del estado de Assam (India) y otras regiones del noroeste del país, es uno de los cinco pimientos más picantes del mundo (en Latinoamérica se le conoce como ‘chile fantasma’). Pues bien, el canadiense Mike Jack ha batido el récord de ingesta este año, al comer 246 gramos de estos pimientos en 120 segundos. Fue durante la Heatwave Hoy Sauce Expo, celebrada en Ontario, Canadá, el pasado febrero 2020.

Otros de nuestros favoritos es Tang Shuaihui (China), quien batió el récord en 2018 de comer 50 chiles Marisol en solo 68 segundos.

Perritos calientes

El pasado 4 de julio de 2020, Joey Chestnut (EEUU) devoró 75 perritos calientes en la competición anual de Nathan’s Hot Dog Eating Contest, celebrada en Conly Island (Nueva York). En ese mismo evento su compatriota estadounidense Miki Sudo estableció el récord femenino comiendo 48 perritos y medio.

Nuggets de pollo

En 2020 se batió dos veces el récord, basado en el peso consumido de más trozos de pollo comidos en 60 segundos. Nela Zisser (Nueva Zelanda) logró ingerir 298 gramos, pero un mes después perdió el título ante Todd Fernley (EEUU), quien engulló 315 gramos. El peso medio de un nugget en un restaurante de comida rápida es de unos 16,5 gramos, por lo que estamos hablando de 20 unidades por minuto.

La tarta más antigua

El Museo Alimentarium de Vevey (Suiza) alberga una tarta de trigo documentada en 2.200 a.C. Se halló envasada al vacío en un molde de cobre, en la tumba del príncipe egipcio Pepionkh, y entre sus ingredientes destacan el sésamo, la miel y la leche.

El pan más antiguo

Arqueólogos de la Universidad de Copenhague (Dinamarca) hallaron pan de 14.400 años de antigüedad en el Desierto Negro de Jordania. La receta consiste en harina de trigo, cebada silvestre y raíces bulbosas de plantas acuáticas secas, todo ello mezclado con agua para obtener una masa que se horneaba sobre piedras calientes. Tal hallazgo anticipó en 5.000 años a la fecha del primer pan cocido.

Deja un comentario