Un toque escocés y otro estadounidense. Ese es el secreto de Dos Déus Dip, el último vermut elaborado por la micro-destilería catalana Priorat B & D Lab. Los creadores, que ya sorprendieron con el lanzamiento del primer vermut caliente, combinan ahora bebidas clásicas de alta calidad para lograr un sabor suave y lleno de contrastes y sabores.

Dos Déus Dip es una edición limitada a 624 botellas. Àlex Illa, creador de la marca, asegura que este producto «explora nuevas vías y aporta creatividad» al sector de la coctelería. 

En concreto, la destilería de Bellmunt del Priorat (Tarragona) se ha inspirado en los whiskies ahumados de la isla escocesa de Islay. Una parte de la fórmula ha seguido la tradición escocesa de los destilados que apuesta por tostar las plantas mediante el uso del humo de carbón y de turba orgánica, que sirven para secar y dar sabor. Esto se mezcla con los vinos del Priorat para dar como resultado el nuevo vermut.

Para afinar el cóctel, se utiliza el método de los bourbon de Tennessee, dejando reposar el vermut en botas de 200 litros de roble americano nuevas, extra tostadas, de las mismas características que las de producción del bourbon. El resultado de este proceso es un vermut con fuerza y buena estructura. Una de las claves es la maduración en este tipo de madera, con notas caramelizadas, ahumadas, yodadas y aromas de frutas y cacaos exóticos. El vermouth Dos Déus DIP tiene 15% de alcohol, la graduación mínima para poder ser considerado vermut.

El nombre elegido para el nuevo vermut, Dip, homenajea a una leyenda del municipio de Pratdip. Los dips figuran en la historia de esta zona como unos seres mitológicos vampíricos. Una especie de perros lobo de color negro y endemoniados que chupaban la sangre de las personas para vivir. La botella de Dos Déus Dip lleva una ilustración de estos seres mitológicos.

Deja un comentario