Que Ibiza es un lugar especial, nadie lo pone en duda. Su energía rebosante, su luz, su buen ambiente y su clima han convertido a esta isla en el destino favorito de gente de todo el mundo. Ella, que tiene tanto que ofrecer, recibe con los brazos abiertos y su mejor cara a los visitantes para animarlos a que se relajen y disfruten de la vida. Todas estas cualidades, tan Mediterráneas, las representa a la perfección el Hotel Pacha, el alojamiento de la icónica marca de las cerezas referente de la música electrónica y del glamour, que ha sido reinaugurado este verano. El lugar que lo acoge es la Marina Botafoch, una de las zonas más exclusivas de la isla y el corazón de la fiesta ibicenca. Porque el Grupo Pacha sabe que en toda diversión hace falta un poco de hedonismo y de libertad, los ingredientes necesarios para unas vacaciones inolvidables.

El estudio de arquitectura y diseño, Proyecto Singular, ha sido el encargado de reformar este hotel urbano para plasmar la esencia y la magia de Pacha. Líneas curvas y orgánicas reciben al visitante; mucha luz a través de sus grandes ventanales, tonos tierra, texturas neutras y acogedores espacios comunes que sirven de punto de reunión. Las 57 habitaciones son el destino ideal para un descanso reparador ­­–tan necesario durante las vacaciones–, que se dividen en tres categorías: Pacha Ibiza Room, Pacha Ibiza Junior y Pacha Ibiza Suites.

¿Y la oferta gastronómica? El ambiente y el diseño son fundamentales, pero comer bien es vital. Y por eso en el Hotel Pacha se encargan de que los apetitos estén debidamente saciados a lo largo de todo el día con su all day menu, un desayuno buffet (disponible también para los clientes que no son huéspedes) que empieza bien pronto y se alarga durante varias horas. A la hora de la comida la recompensa son sus focaccias o sus pizzetas de masa muy fina que se pueden completar añadiéndoles roast beef, costillas de cerdo marinadas u opciones vegetarianas.

Los amantes del dulce encontrarán aquí su paraíso, porque durante la tarde El Hotel ofrece un servicio de repostería francesa muy cuidada: tartaletas, pastas, galletas, tartas al corte… Para pecar sin parar. Y, cuando el sol cede el paso a la luna, el Hotel Pacha hace gala de su experiencia organizando las veladas más divertidas de la isla. Copas, cocktails, Dj’s de la casa Pacha y una terraza con vistas a la vibrante vida nocturna de Ibiza. Y, si se quiere más, justo enfrente está la mítica discoteca. Imposible mejor.

Deja un comentario

Cancelar la respuesta