Abierta en 1973, en plena revolución del amor, Pacha es una de las discotecas más emblemáticas del mundo y pionera de la música electrónica. Es el lugar de la libertad, de la vida fácil, de la espontaneidad, la diversión y el prestigio. ¿Algo más? Pues sí, es también el lugar del placer culinario y del hedonismo gastronómico. Tras dos años de cierre, el verano del 2022 ha sido el de la reapertura de El Restaurante, el destino culinario para todos esos clubbers que no quieren perder ni un minuto y prefieren comenzar la fiesta temprano o para aquellos que buscan una comida excelente en un entorno divertido. Como ellos mismos afirman, “first we eat, then we dance”.

Imagina una noche de verano sin ninguna prisa, con esa temperatura perfecta y la compañía elegida. Llegas a El Restaurante y te recibe un neón con las icónicas cerezas que iluminan la cabina del Dj. De fondo, la mejor música de ambiente que, poco a poco, se va animando gracias a los bailarines del club que visitan el restaurante cada noche. Un espacio acogedor, con ese blanco tan característico de las Pitiusas, iluminado con una luz tenue. Sobre la mesa, platos frescos mediterráneos elaborados con los mejores ingredientes: vieira salvaje marinada con albahaca, lima y piña; tempura de langosta; carpaccio de calabacín con vinagreta de frutos secos y parmesano; o presa ibérica de bellota salteada con alcaparras y albahaca. Además de diferentes tipos de pasta, carne, opciones vegetarianas y sin gluten. Porque aquí absolutamente todo el mundo cena como se le antoje.

La oferta de bebidas no se queda atrás, y es que, a una extensa carta de vinos, licores y refrescos, hay que sumarle la selección de cócteles elaborados por expertos mixólogos, en el que tienen cabida tanto los clásicos, como creaciones exclusivas –recomendamos el Forever Young, con vodka, notas cítricas y champán–. Buena comida, buena bebida y música son, por tanto, los ingredientes imprescindibles para empezar a dar forma a una noche épica que puede terminar en la mesa o alargarse en el club. En este último caso, no será necesario comprar la entrada porque cenar en El Restaurante da acceso directo a la discoteca, sólo se requerirá un gasto mínimo.

El sueño de una noche de verano ocurre cada día, de 9 p.m. a 3 a.m., en la avenida 8 de agosto.

Deja un comentario

Cancelar la respuesta