Ningún país europeo tendrá la oportunidad de recibir en sus casas a un repartidor tan especial, pero sí los vecinos de Japón, quienes ya se preparan para que su pizza Domino’s llegue a casa calentita, bien sabrosa y de la mano de un reno.

Domino’s parece querer ir siempre por delante en esto de la innovación; si hace unos meses dábamos la noticia de que sus pizzas las repartirían unos drones, ahora tenemos que hablar de renos para la misma tarea.

El objetivo no es otro que darle un toque más especial al que de por sí ya tiene esta época del año que se nos avecina, la Navidad. Y el país elegido para poner en práctica este espíritu navideño ha sido Japón.

Si popularmente hemos crecido con la idea de que son estos animales quienes ayudan a entregarnos nuestros regalos navideños, por qué no unas pizzas. Por muy loca que suena la idea, Domino’s Pizza se ha asociado con el Centro de Investigación Integrado de Hokkaido para entrenar a los renos a realizar esta tarea. Eso sí, sin poner en peligro a estos animales en ningún momento.