Ha conquistado a medio mundo través de dulces y exquisitas bombas calóricas como el cronut y el churroduo, entre otros. Y parece que Dominique Ansel no entiende de finales en cuanto a creaciones golosas. Y es que después de estas, el pastelero más adorado de Francia (y del resto del planeta tierra) acaba de conquistarnos con su última invención: Oreo Cookie Spread, una pasta para untar.

No las había probado hasta que el 2014 se comió una, “me dijeron que tenía que comerla con leche, así que lo hice y me encantó la forma en que se derretía. Después me enteré de que había otras maneras de comerlas. Algunos las hundían en leche, otros tan solo las mordían… Es casi como un ritual”, explicaba el chef a Food and Wine.

Disponible en la panadería neoyorquina Soho Ansel hasta el próximo 11 de junio como promo para la competición #MyOreoCreatin, este dulce está elaborado a base de ganache con sabor a leche y chocolate negro hecho con la parte de la galleta.