Hace tres años que el chef pastelero Dominique Ansel  enloqueció al mundo entero con su híbrido entre cruasán y donut que recubrió y rellenó con chocolate, mermeladas y distintos glaseados a los que denominó cronut. Hoy, vuelve a hacerlo con una nueva creación que, más que novedosa, es más bien una evolución de uno de los desayunos estrella de la cocina española.

Sí amigos, el famoso e inigualable churro que tantas alegrías y empachos nos ha dado un sábado o domingo por la mañana toma forma y volumen gracias al cocinero francés.

Se trata del Churroduo un nuevo postre elaborado a base de sésamo, canela azúcar blanco y sésamo negro y azúcar moreno que viene acompañado de una salsa de caramelo para que endulzar la creación aún más.

La única pega que tiene es que únicamente se puede saborear en la pastelería que Ansel tiene en Tokio (como si aquí no le íbamos a hincar bien el diente, ¡ja!). Aunque está considerando empezar a venderlos tanto en Londres como en Nueva York.