En las redes sociales podemos encontrar un sin fin de disparates sobre todos los temas, y la cocina no es la excepción. Desde noticias absurdas sobre gente comiendo grandes cantidades de comida chatarra solo por visitas, hasta personas haciendo fotografías sugestivas de comida o de diferentes ingredientes. Aquí te dejamos una selección de cosas curiosas (y comestibles) que nos encontramos navegando por la web.

El chorizo estrella

El científico francés Etienne Klein colgó una fotografía en sus redes sociales de una rodaja de un chorizo diciendo que se trataba de una fotografía de la estrella Centauri. Su objetivo era promover la cautela frente a algunas imágenes que encontramos en la web y advertir sobre la profusión de imágenes del espacio con prudencia. La imagen se extendió con rapidez entre la comunidad científica y los medios de comunicación.

Días después, el científico se disculpó por haber presentado una rodaja de chorizo como una foto de la estrella Próxima Centauri: “Me sorprendió el alcance de la difusión: pensé que la imagen se detectaría inmediatamente como falsa. Y cuando vi que un importante periodista de BFMTV [un canal de noticias francés de 24 horas] se entusiasmaba con el tema y que corría el riesgo de difundirlo, le dije que era una broma. Se lo tomó con mucho humor”, dijo Klein a la agencia AFP.

Un pepinillo por más de 5.000 dólares

El artista australiano Matthew Griffin lanzó un pepinillo de una hamburguesa de McDonald’s al techo de una galería. Aunque solo tiene el tamaño de una moneda, la pieza alcanza un precio de 6, 200 dólares.

La obra se llama Pickle, y ahora se exhibe en la Galería Michael Lett de Auckland, Nueva Zelanda. Según el director de Fine Arts Sydney, Ryan Moore, Pickle pretende suscitar debates sobre “la forma en que se genera el valor y el significado entre las personas.”

‘Mukbag’, la moda de comer grandes cantidades de comida chatarra

Mukbang es una tendencia entre los creadores de contenido y consiste en grabarse comiendo grandes cantidades de comida chatarra: hamburguesas, pizza, nuggets, etc. Este tipo de vídeos han llevado a algunos tiktokers a engordar hasta 100 kilos. Lo malo es que mucha gente está reproduciendo este comportamiento para grabarse y subirlo a sus redes sociales.

Incluso hay restaurantes de comida rápida que ya venden su propio menú ‘mukbag’, en donde incluyen los platillos más calóricos para que las personas se puedan grabar comiendo este tipo de comida. Los vídeos de esta temática alcanzan millones de visitas en tiktok.

Una mujer llena un armario de comida basura para demostrar que no se estropea

Una nutricionista en Reino Unido guardó durante años grandes cantidades de comida chatarra en el armario para demostrar que no se echa a perder al tener muchos químicos y conservantes. El usuario de TikTok llamado @elifgkandemir se hizo viral en la plataforma después de compartir este vídeo.

«Este es el armario de comida de mi madre lleno de alimentos que nunca se estropean. Mi madre es nutricionista y ayuda a combatir la obesidad. Estos alimentos que se muestran aquí son alimentos ultraprocesados que el 80% del Reino Unido consume de forma regular», compartió el jóven.

Un estuche para los burritos

El mecanismo de Burrito Popo, un estuche financiado a a través de Kickstarter, es sencillo. Su forma es similar a un termo con una correa de toda la vida. Se abre la tapa del termo y, en su interior, en vez de café, u otro líquido, se mete el burrito o se gira y va saliendo por arriba.

Una consola que permite calentar pollo frito a la vez que juegas videojuegos

Forjado a partir de los fuegos de los hornos KFC y construido por Cooler Master desde cero, nunca ha habido una forma más sabrosa de experimentar los últimos títulos en impresionantes 4k, 240fps”. Así se presenta la consola de la conocida marca KFC con la que puedes calentar pollo frito a la vez que juegas videojuegos. El sistema consiste en utilizar el flujo de aire y calor natural del propio sistema de la consola para calentar el pollo.

Deja un comentario

Cancelar la respuesta