Al igual que sucede desde hace unos años con las hamburguesas de autor y, más recientemente, con las propuestas de pollos fritos y asados de calidad, de vez en cuando hay productos que se ponen de moda y cuya oferta comienza a proliferar en las calles de nuestras ciudades. Y con que uno sea un poco observador, puede detectar que en estos momentos las empanadas argentinas están de moda. En este sentido, la última propuesta en llegar a Madrid es Clásico Argentino, que aterriza en la capital en formato delivery tras arrasar en París, donde cuentan con diez establecimientos.

El origen de la compañía hay que buscarlo hace unos años, cuando el argentino Enrique Zanoni viajó a la capital francesa por amor y allí, tras un tiempo dedicado a otros negocios relacionados también con la gastronomía, fundó, junto al chef Gastón Stivelmaher, Clásico Argentino. Ambos tenían el objetivo de ofrecer a la ciudad de París un bocado exquisito y de calidad que estuviese a la altura de la gastronomía argentina más tradicional. Así descubrieron a los galos un producto desconocido para ellos: las empanadas argentinas.

Ahora, esta compañía llega a Madrid con el mismo objetivo, redescubrir la empanada argentina, y con el deseo de conquistar los paladares de madrileños y turistas. Su propuesta, en formato delivery, se basa en empanadas, sí, pero también en helados. Dos productos fundamentales que, además, combinan muy bien entre sí. Además, su carta se completa con una amplia variedad de postres con el dulce de leche como gran protagonista, así como cervezas y vinos procedentes también de Argentina. 

El secreto está en la masa

Las empanadas del delivery de Clásico Argentino se presentan en un total de 12 variedades ofreciendo dos texturas en boca: mientras que su exterior cuenta con una capa crujiente de hojaldre, en su interior ofrecen un relleno sutil con multitud de sabores combinados a la perfección, resultado de su cocinado en el horno. Como a nosotros nos gusta.

Su secreto está en la elaboración artesanal a diario tanto de la masa, para la que han desarrollado su propia receta implementando técnicas de los maestros franceses, como de los rellenos, para los que cuentan con recetas propias en las que prima el producto de calidad para dar lugar, al final, a unas empanadas especiales y muy adictivas. 

Para todos los gustos

Entre sus propuestas destacan la Make it hot, con carne de ternera picante, pimientos rojos, cebollas tiernas, comino y ají molido; la Cordobesa, con carne de ternera seleccionada y picada, pimientos rojos, cebollas tiernas, pasas y aceitunas verdes; la Bomba, con jamón york y su mezcla secreta de tres increíbles quesos franceses; o la Choriempa, con verdadero chorizo argentino. Todas ellas se sirven acompañadas de ensalada y la tradicional salsa Chimichurri argentina casera.

La carta del delivery Clásico Argentino incluye también opciones vegetarianas, e incluso una vegana, y se actualiza según la temporalidad de los productos. De este modo, este bocado está pensado para facilitar las comidas en la oficina o las veladas en casa con familia y amigos. Además, las recetas del chef Gaston Stivelmaher ofrecen un gran equilibrio nutricional y son ricas en fibra y proteínas. Los precios de las empanadas oscilan entre los 3,45 y los 3,95 € la unidad y también se ofrecen packs de 3 (9,50€), 6 (19€) y 12 (34€) unidades. 

Dulce tradición

El helado también tiene un lugar importante dentro de la tradición gastronómica argentina y, al contrario de ser considerado como un producto estacional, se consume durante todo el año. Así, hay tantas heladerías en Buenos Aires como bares en Madrid. Los helados del delivery de Clásico Argentino se elaboran también de manera artesanal con las mejores materias primas y entre sus propuestas se encuentran el de Dulce de leche, el de Vainilla de Madagascar, el Capuccino o el de Maracuyá. Todos ellos son 100% naturales, sin conservantes y se sirven en envases de 250 mililitros y tienen un precio de 4,50€.

La carta del delivery de Clásico Argentino se completa con una parte dulce y una representativa bodega. En los postres encontramos nombres tan reconocidos como los tradicionales Alfajores; el Cubanito, una galleta de dulce de leche; o mini empanadas de dulce de leche y chocolate de Santo Domingo. Por su parte, los vinos y las cervezas también nos llevan de viaje a Argentina, con diferentes propuestas de blancos y tintos elaborados con variedades de uva como Malbec, Sauvignon Blanc o Cabernet Sauvignon y también con las míticas cervezas Quilmes. Todo ello supone una fantástica manera de viajar a Argentina a través del paladar.

Deja un comentario