Durante la última emisión de Late Motiv, el programa de Andreu Buenafuente en Movistar+, el humorista Raúl Pérez decía que «la tortilla es para hacer feliz a la gente» y que «no puede llevar dentro algo que hace llorar». Pero el cómico no era el único que pensaba así: el reputado chef Dabiz Muñoz, que ha sido galardonado recientemente como mejor cocinero del mundo según ‘The Best Chef Awards’, asentía a su lado con la cabeza.

¿Que qué? ¿Que él también es «sin-cebollista»? Pues sí. Y por eso, una vez más, se reabre el eterno debate (ojo, que viene de antiguo…) sobre un tema que divide a familias, parejas y amigos. ¿Debe o no debe llevar cebolla este plato tan emblemático?

El veredicto: España es «cebollista»

Según publicaba EL MUNDO en un artículo hace pocos meses, no cabe duda alguna: España es «cebollista». ¿Que por qué? Pues porque el 73% de los encuestados prefiere la tortilla de patatas con cebolla. Y aunque el imitador citado líneas arriba incida, respaldado por Dabiz Muñoz, en que «a las obras perfectas no hay que añadirles nada», y sea cierto aquello de que la cebolla aporta a la receta un sabor dulzón, también es verdad que le da algo más de jugosidad.

De hecho, la gran mayoría de cocineros preguntados sobre el tema son partidarios de añadírsela… y nosotros coincidimos. Sí, a pesar de que la de Betanzos -la única con apellido propio- se haya elaborado siempre sin cebolla. Es más, nuestra preferida está en Casa Dani, donde la chef Lola Cuerda elabora su celebérrima –y poco cuajada– tortilla con patatas agrias manchegas y cebolla caramelizada. Y no, tampoco somos los únicos que afirmamos que es la mejor de Madrid.

Deja un comentario

Cancelar la respuesta