¿Sabías que el refrán De lo que se come se cría tiene un origen muy real?

Por real nos referimos a que tenemos que ligarlo a un miembro de la realeza, concretamente a Fernando V de Aragón, quien fue un asiduo consumidor de criadillas de toro al creer que así aumentaba su fortaleza y virilidad.

Aunque este parece ser el origen de este dicho español, aún nos falta dar con su significado que, aunque muy discutido y todavía sometido a debate y duda, tiene mucho que ver con la creencia popular de que según comías, así ibas a crecer.

Un ejemplo de ello es el uso que hacemos de este refrán cuando vemos a alguien comer mucha bollería, dando a entender que de mayor será una persona con problemas de obesidad. De las nueces se desprende la inteligencia, del pan tener o mayor o menor pecho, de las verduras ser más o menos fuerte. Pero también es extensible a otras costumbres que no son necesariamente culinarias…

En verdad, es un refrán que se usa irónicamente y que nos informa de cómo seremos… así que ojo con lo que comes y con lo que quieres ser.