Llega el sábado por la tarde y todos tus amigos ya tienen planes mejores que pasarlo contigo bebiendo vinos, ¿no es así? Tranquilo, se acabaron las penas porque ya no tienes que renunciar a esa copita de vino que tan bien te hace. Sólo tienes que invitar a tu gato y listo. Sí, sí, tal y como lees.

 

Brandon Zavala es quien vela por tus tardes de fin de semana y el creador de Apollo Peak, el primer vino para gatos libre de alcohol y de cualquier sustancia que ponga en peligro la salud del animal.

La compañía de Zavala tiene base en Denver y desde allí producen esta bebida a base de catnip con colorante vegetal de betabel, responsable del color tan característico del vino.

El uso de estos dos ingredientes y no de otros más cercanos a los del vino responde únicamente al peligro que supone la ingesta de alcohol para un gato y el malestar que genera en su estómago el consumo de uvas.

Por esa razón, se ha querido perfeccionar el vino para gatos ya existente en Japón, el Nyan Nyan Nouveau, el cual sí lleva uvas entre sus componentes