Elaborado con nueces verdes recogidas durante la noche de San Juan y Tempranillo, Amento es el primer vino dulce de licor de España. Una receta rescatada por Luis Manuel Zamora Rojo y elaborada por una pequeña cooperativa situada en Ciudad Real- Nuestra Señora de la Paz de Amento- que tan solo produce al año unas 3.000 y 4.000 botellas. Una cantidad reducida que responde a una elaboración totalmente artesanal que se mantiene respetando la influencia de la luna y se desarrolla al margen de cualquier tipo de contaminación acústica.

El proceso del vino comienza, tal y como hemos explicado, durante la noche de San Juan. Las nueces recogidas se maceran durante un periodo de 100 días con una base de Tempranillo de la zona de la Mancha procedentes de antiguos viñedos y a una temperatura muy específica. Cuando la nuez ha traspasado la máxima concentración de aromas, se retira y el vino se vuelve a dejar reposar hasta finales de otoño que es cuando se produce el embotellado. Una vez introducido el vino en las botellas, estas se dejan de nuevo reposando para poder desarrollar todas sus cualidades.

Cuando una botella de Amento se descorcha aparecen aromas de frutos secos tostados, fruta madura y notas de romero y tomillo, dependiendo de la zona donde ha sido recogida. Un sabor para degustar acompañado de un buen surtido de quesos asturianos, manzanas asadas o postres a base de frutas rojas.

A la venta en botellas de 50 cl en la web Tintobel, Amento también puede saborearse en algunos restaurantes de la capital como StreetXo, 99 Sushi Bar, Piñera, García de la Navarra y en los exclusivos hoteles Wellington y en el Ritz.