La gastronomía es nuestro dios y ellos, los cocineros y cocineras, sus profetas. Visitamos los lugares sagrados de la isla de la mano de quienes hacen de esta tierra un lugar de peregrinaje del buen comer. Además, nos dan sus mandamientos para honrar a la gastronomía con la misma devoción que ellos.

Deja un comentario

Cancelar la respuesta