España es un país gastronómicamente muy afortunado por varios motivos, y uno de ellos es la calidad y variedad de nuestros quesos. A lo largo de todo el territorio podemos encontrar una gran tradición quesera, que da como resultado productos más o menos curados, más o menos fuertes… De hecho el mejor queso del mundo se encuentra aquí, concretamente en Cuenca. Se trata del queso de oveja curado en miel y orégano de Quesos Villarejo ha ganado el premio de oro y ha obtenido 99 puntos sobre 100 en el Certamen Internacional de Lyon.

Se trata de un queso artesano elaborado con leche cruda de oveja, que ha sido curado con una maduración mínima de 6 meses. Su corteza natural está recubierta de miel de castaño y orégano. Su interior presenta un color marfil intenso y textura cremosa. Y un sabor, simplemente, maravilloso… digno del mejor queso del mundo.

Cualidades que desde el Certamen Internacional de Lyon definían así: «Unico, distinto, con fuerte personalidad, fusión de aromas que agrupa el puro aroma del queso curado de leche cruda de oveja con la dulzura de la miel de castaño y la frescura del orégano natural, generando una sensación cremosa con ligeros toques dulces y un pequeño retrogusto a orégano. Sensación de mantecosidad y textura firme y agradable».

Aunque en Quesos Villarejos están más que acostumbrados a recibir galardones… Este mismo producto ya se hizo con el Singapore Taste Awards de 2019 y dos estrellas en los Great Taste 2020 y 2019, que habría que sumar a los más de 40 reconocimientos recibidos con otros de sus productos. «En Quesos Villarejo estamos orgullosos de toda la trayectoria que llevamos recorrida hasta la fecha elaborando quesos de gran calidad», reconocen desde la marca. «Todo ello se ha visto reflejado a lo largo de todos estos años en los galardones obtenidos y en el apoyo recibido por parte de nuestros consumidores más fieles». Y que las recompensas al trabajo bien hecho sigan llegando…

Deja un comentario