Qué duda cabe de que el aceite de oliva es una de las mayores delicatessen del planeta. No en vano, muchos se refieren a él como ‘oro líquido’. Y la verdad es que no nos extraña demasiado de que el mejor aceite de oliva del mundo se produzca en España, concretamente en la localidad cordobesa de Priego. Y no es otro que Rincón de la Subbética, elaborado por Almazaras de la Subbética, la cooperativa que en julio de 2007 nació, a su vez, de la unión de otras dos prestigiosas y experimentadas cooperativas (S.C.A. Virgen del Castillo y S.C.A. Olivarera Nuestro Padre Jesús Nazareno, ambas con más de 60 años de experiencia en el sector).

Al menos así lo consideran los responsables de la clasificación WBOO 2020/21, que dirige el catador alemán Heiko Schmidt, que evalúa los principales zumos de aceituna del planeta. Una hazaña, la de ser designado como mejor aceite de oliva del mundo, que Rincón de la Subbética logra por tercer año consecutivo. Ahí es nada…

Rincón de la Subbética nace en los primeros días de la cosecha. Es un virgen extra ecológico de la variedad hojiblanca, producto del mimo de los expertos que cuidan del fruto durante todo el año. Es una auténtica obra maestra para los paladares más exigentes. Y supone un viaje gastronómico a la esencia del aceite de oliva virgen extra ecológico.

Este Rincón de la Subbética es la obra cumbre de Almazaras de la Subbética, fruto de esfuerzo y la persistencia, ya que la cooperativa lleva trabajando desde sus inicios por unos valores. «Creemos que es realmente importante apostar por la máxima calidad de nuestros productos, el respeto por el agricultor, la satisfacción de nuestros clientes, el cuidado del medio ambiente y colaborar activamente con los sectores más desfavorecidos de la sociedad», aseguran sus responsables. Y es que el trabajo bien hecho tiene recompensa.

Deja un comentario