No concebimos –ni queremos concebir- una mesa de invierno sin una buena olla de crema caliente sobre ella. Hoy nos hemos decantado por una crema de puerros que nos depure el organismo después de un fin de semana caprichosamente culinario. Si te animas a comer sano, te esperamos con los delantales puestos.

Ingredientes:

  • 4 puerros.
  • 2 patata medianas.
  • 250ml de agua.
  • 250ml de leche.
  • 1 cebolla mediana.
  • 100g de bacon.
  • 50ml de aceite de oliva.
  • Sal.

Preparación:

Cortamos por la zona blanca del puerro que será la que emplearemos para la elaboración  de esta receta, desechamos también la parte inferior, quedándonos únicamente con el talle más blanco que abriremos por la mitad y lavaremos con agua abundante para retirar la tierra que pueda contener.

Cortamos el puerro longitudinalmente en dos mitades y luego y hacemos porciones de 2-3 centímetros de grosor.

Pelamos la cebolla y la picamos en juliana para sofreírla al fuego con un poco de aceite sin dejar que se queme; añadimos los puerros y salteamos durante cinco minutos. A la vez, pelamos las patatas y las cortamos en dados, añadiéndolas a este sofrito sin dejar de remover.

Vertemos agua en la cazuela hasta cubrir el sofrito y dejamos cocer durante 20 minutos para retirar la cazuela del fuego y batir bien hasta que quede una mezcla homogénea a la que añadir la lecha y remover en círculos llevando la crema otra vez al fuego, dejándola cocer durante cinco minutos más.

Picamos el tocino en tiras pequeñas y lo freímos con fuego muy caliente hasta que nos quede un crujiente de bacon que después añadiremos a la ración  de crema.