Controlar la dieta / Controlar el acné

El chocolate es, probablemente, el primer alimento que cualquiera señala cuando se le pide buscar culpables de esa indeseable espinilla que saluda, enorme y blanca, en mitad de la cara. La historia viene de lejos, pero puede que no sea tan cierta como algunos se piensan.

El Doctor Daniel J. Aires, dermatólogo e investigador del Hospital de Universidad de Kansas, comentaba para el New York Times los “efectos” que tienen en la piel algunos alimentos.

Controlar la dieta / Controlar el acné

Aseguró que varios de sus pacientes habían logrado controlar el acné al variar su dieta, y nos dejó unos cuantos consejos sobre lo que debemos comer y lo que no para evitar el dichoso acné.

Controlar la dieta / Controlar el acné

Los alimentos almidonados y azucarados, con altos niveles de glucosa, aumentan los niveles de estas sustancias en sangre y, como consecuencia, producen la aparición de acné.

Controlar la dieta / Controlar el acné

Los lácteos bajos en grasas también parecen relacionarse con “resultados poco desados”.

Controlar la dieta / Controlar el acné

Y para que no todo sean críticas, recomendó la ingesta de “fruta”, señalando (algo bastante llamativo) que cuanto más coloridas son, mejores efectos tienen sobre la piel.

Controlar la dieta / Controlar el acné

Las investigaciones se centran en la relación entre los niveles de glucosa y la liberación de ciertas hormonas que podrían causar estos “indeseables brotes”.

Controlar la dieta / Controlar el acné

Así que ya sabéis: vuestra abuela se equivocó señalando al chocolate como principal culpable de este mal, pero tampoco se quedó muy lejos de la verdad.

[td_smart_list_end]