Los mocktails o cócteles sin alcohol son una tendencia de consumo que algunas grandes marcas de destilados ya han sabido aprovechar. Con el verano y el aumento del gusto por las bebidas refrescantes este tipo de combinados se han convertido en un opción en auge.

Ya sea porque no te gusta el alcohol, porque te apetece ir más allá del refresco o combinado habitual o porque tienes que moverte y el alcohol no es la opción ideal, te damos algunas opciones para que no te quedes al margen en las reuniones estivales.

Vibrante y Floreale, vermú sin alcohol

El martini sin un buen vermú está claro que pierde la gracia. Por ello mismo la marca de vermús por excelencia y que da nombre a este mítico combinado desarrolló dos nuevas opciones sin alcohol para dar respuesta a esta tendencia. La versión Vibrante, más afrutado y con notas a bergamota italiana, y la Floreale, con tonos dorados y aromas florales, muy ligera y fresca. 

La propuesta de MARTINI, combinarla con tónica Schweppes a partes iguales. Todo servido sobre hielo y en una buen copa de balón. 

Win, el vino ganador

¿Un vino sin alcohol? ¿Tinto? ¿Verdejo? Y hasta rosado si te gusta más. Si eres de los que no puede vivir sin una copa de este licor tan nuestro, con el grupo Matarromera vas a encontrar tu  mejor opción

Desde su planta de deconstrucción molecular, proceso por el que lo hacen realidad, en Valbuena de Duero, Valladolid, han creado Win, su primera marca de vinos sin alcohol elaborados a partir de vinos blancos o tintos procedentes de uvas de las variedades Verdejo y Tempranillo de viñedos situados en las D.O. Ribera del Duero o Rueda.

La gama cuenta con dos líneas, una más divertida, alegre y veraniega, y otra gama mucho más seria para vestir una mesa de reunión de trabajo o celebración familiar. No lo dudes, pruébalas. 

El giro del San Francisco

Como nos comentaba el bartenders Diego Cabrera, el San Francisco –naranja, limón, piña, melocotón y granadina principalmente- es un equivalente común en muchos locales a decir directamente “cóctel sin alcohol”. 

Su sencillez hace de él un combinado con un gran abanico de posibilidades. Entre ellas, explicaba, la opción de probar con sabores más atrevidas, como algunos frutos exóticos o el picante

Después del trabajo

El descanso afterwork entre semana sí es una opción. No esperes al viernes para darte el capricho de ese cóctel que esperas que te traslade a una isla desierta, toma las riendas.

Gin Tonic o piña colada light y de cero grados de alcohol, daiquiri de mango, cóctel de tomate… El límite lo pones tú. 

Deja un comentario

Cancelar la respuesta