La cerveza es sin lugar a dudas una de las bebidas favoritas de los españoles. De hecho, cuando entras sediento en un bar o restaurante ya no basta con decir que quieres beberte una (¿alguien recuerda que antes solo hacía falta decir: «una caña, por favor»?), porque han sido tantos los adeptos que la pasión cervecera ha ido ganando paulatinamente que, desde hace aproximadamente una década, el trago ha mutado: actualmente, y por suerte para nosotros, existe una gran variedad de referencias que abarcan todo tipo de sabores.

Precisamente de eso, de sabores (y qué sabores) y del lúpulo, sabe y mucho Cervezas San Miguel. La icónica e inconformista marca, que puede presumir de llevar más de 130 años (ahí queda eso…) al pie del cañón creando cervezas únicas, busca siempre la excelencia en cada una de ellas. Y lo hace con una inquietud tan exploradora como abrumadora: elabora variedades especiales, de calidad, ricas en estilos, aromas y matices, con el único objetivo de que el consumidor -igual de inquieto en este caso- pueda disfrutar de una experiencia organoléptica singular y de un mundo cervecero más (y más) grande. Y es que lo bueno gusta en todas partes, ¿no? Y también a todos.

Un récord que revela excelencia y calidad

Por eso el camino para cambiar esa «caña» de la que hablábamos líneas arriba por un «¿qué cervezas tenéis?» ha sido, en gran parte, cosa del saber hacer de Cervezas San Miguel. Lo avalan, además de su trayectoria, los 57 galardones que su gama de cervezas ha recibido este año en diez certámenes internacionales de excelencia cervecera: la marca cierra 2021 con nada más y nada menos que 16 medallas de oro, 31 de plata y 10 de bronce. Un récord que atestigua la calidad de sus creaciones y que, además, subraya el sabor como un atributo diferencial de las 12 propuestas triunfadoras.

Todo ello fruto de la experiencia de la marca y también de su voluntad de despertar ese lado inquieto de los cerveceros previamente mencionado. Siempre a través de referencias que o traen a la contemporaneidad los grandes estilos cerveceros o incluyen recetas exclusivas, pensadas para aquellos que busquen impregnarse de nuevas ideas, gustos y sabores.

Un palmarés de lujo

Entre las galardonadas, con ocho premios (dos oros incluidos) figura Manila de San Miguel, una propuesta exótica y atrevida que gracias al estilo IPL (India Pale Lager) aúna lo mejor de una Lager y lo mejor de una IPA (India Pale Ale). Se produce con maltas de mayor tueste, lo que se traduce en un intenso color, notas tostadas y caramelizadas y lúpulos aromáticos y amargos. ¿El resultado? Diversidad de aromas. Suena bien, pero sabe aún mejor.

Por su parte, la Golden Lager Magna de San Miguel se ha hecho con siete condecoraciones, también con dos oros de por medio. Se elabora mediante un cuidadoso proceso de lupulación (en tres tiempos) con variedades amargas y aromáticas que se combinan con las mejores maltas, responsables de las notas tostadas y la tonalidad dorada intensa. Para cerveceros inquietos que buscan su recompensa diaria.

Otros siete galardones -entre los que destaca el oro como mejor cerveza española de su categoría en el World Beer Awards- han recaído sobre Selecta de San Miguel, una cerveza tostada extra perfecta para paladares selectos (su nombre ya avisa…) y ávidos de criterio. La selección de diferentes variedades de maltas y lúpulos, y el proceso de maduración en bodega, le confiere un excepcional aroma y un sabor intenso con toques florales.

Un premio menos que su compañera anterior se ha llevado la India Pale Ale Yakima Valley de San Miguel, aunque en esta ocasión tampoco han faltado dos medallas de oro. Elaborada a partir de lúpulos americanos del valle de Yakima (EEUU), sobresale por su aroma especiado, afrutado y floral, además de por su cuerpo y color. Es innovadora, creativa y con carácter.

El palmarés lo completan las variedades sin alcohol Magna Tostada 0,0, San Miguel 0,0 y San Miguel 0,0 Radler; de la gama Especial San Miguel Especial, San Miguel Gluten Free y San Miguel Radler; San Miguel Eco, reconocida como la mejor cerveza ecológica de España en el concurso Ecobirra y San Miguel Fresca, que acumula cinco galardones, entre ellos el oro otorgado por el certamen International Beer Festival. Porque el trabajo bien hecho siempre tiene premio. Enhorabuena.

Deja un comentario