JULIE & JULIA, Meryl Streep, as Julia Child, 2009. Ph: Jonathan Wenk/©Columbia Pictures

Existe una serie de alimentos que impiden que el cerebro se desarrolle con total normalidad y aunque tú no sepas cuáles son, tu cerebro tiene la lista bien aprendida y es reacio a asimilar con normalidad este decálogo de alimentos tan dañinos para el buen funcionamiento neuronal.

Muchos de ellos los supondrás y, sin saber en cuáles estás pensando, te decimos que llevas razón: despídete de los fritos y de la comida basura.

Tu cerebro no quiere ni oír hablar de estos alimentos

Fritos. Croquetas, palitos de queso, bacon, huevos, todos los que conlleven rebozados y buceos en aceite deberías ir eliminándonos de tu cesta de la compra.

Tu cerebro no quiere ni oír hablar de estos alimentos

El azúcar añadido y procesado daña tu actividad mental. No más terrones ni bollería industrial.

Tu cerebro no quiere ni oír hablar de estos alimentos

La comida basura también supone un problema para la mente y el sobrepeso: di adiós a las hamburguesas, pizzas, perritos calientes…

Tu cerebro no quiere ni oír hablar de estos alimentos

Los alimentos procesados impiden que las neuronas se formen con normalidad y retrasa su desarrollo, como las salchichas.

Tu cerebro no quiere ni oír hablar de estos alimentos

Las patatas fritas en particular y las grasas trans en general no te hacen ningún bien, ni a las cartucheras ni al cerebro.

Tu cerebro no quiere ni oír hablar de estos alimentos

Aunque buena para adelgazar, la cafeína hay que ponerla en tela de juicio cuando se trata de tener un cerebro sano.

Tu cerebro no quiere ni oír hablar de estos alimentos

La fructosa que contienen las chucherías ralentizan funciones vitales como el aprendizaje y la memoria.

Tu cerebro no quiere ni oír hablar de estos alimentos

La sal no es buena para nadie, mucho menos para las personas aquejadas de dolencias relacionadas con los órganos vitales.

Tu cerebro no quiere ni oír hablar de estos alimentos

Los edulcorantes, como la sacarina, son casi peores que el azúcar tradicional.

Tu cerebro no quiere ni oír hablar de estos alimentos

Los alimentos ricos en glutamato monosódico son altamente perjudiciales para este órgano, como la comida japonesa y china.