La marca La Mexicana este año celebra su 130 aniversario. Y no lo hace sola, por supuesto, sino acompañada de su fiel clientela, ésa que disfruta de su café de origen, fresco y recién tostado, y a la que le debe gran parte de su recorrido.

Su historia arranca en el Madrid de 1890, cuando una mujer de origen mexicano emprendió un viaje a esta ciudad, donde decidió echar sus raíces y comprar un local en la calle Preciados número 24, en pleno centro de la capital, que años más tarde se convirtió en la joya de la corona de la compañía. Su objetivo era sencillo: descubrir quién tostaba el mejor café. Y obtuvo respuesta, José Rodríguez, un artesano autodidacta y apasionado que seducía a los ciudadanos en pleno siglo XIX con el aroma de su café.

De aquella amistad surgió mucho más que el nombre del negocio, el cual permaneció como La Mexicana. Éste quedó en manos de la familia Rodríguez, quienes con el objetivo de hacer crecer la cultura del buen café empezaron a innovar lanzando nuevos productos en su establecimiento. Pero con la llegada de la Guerra Civil todo cambió inesperadamente y dejó de llegar café a España. La familia tuvo que empezar a vender aquello que podía para sobrevivir. Pero consiguieron superar el bache.

Un paso al éxito

Ya en los años 60, y con la apertura comercial de España, empezó el despegue de la compañía y el éxito llegó a culminar en los 70, donde lo más habitual era que se formasen colas a las puertas de las tiendas porque la gente se volvía loca para conseguir un buen café. Más tarde, en 1996, surgió su primer blend, diseñado para espresso. Y en 1998 presentaron la línea de café de orígenes únicos como Costa Rica, Guatemala, Tanzania, Etiopía y Kenia.

Las ediciones limitadas de Navidad dieron sus primeros pasos en 2009, y desde entonces vuelven cada año. Y así un sinfín de novedades que les han llevado al éxito. Como en 2013 cuando decidieron lanzar su propia tienda online de café, convirtiéndose en los primeros de España en llevar este sector al terreno digital. O en 2016 con el lanzamiento de Fanático, una nueva marca con una visión más actual y auténtica, donde puedes disfrutar del entorno de su propia fábrica.

Todo un referente del café 

Cafés La Mexicana ha logrado sobrevivir a la invasión de marcas de gran consumo e incluso a la aparición de las cápsulas. Nada ha impedido a este emblemático negocio seguir cumpliendo años. Una de las claves de este longevo éxito es que La Mexicana no ha dejado nunca de trabajar en la relación de confianza con las personas que hacen y sirven su café. Relaciones justas, sostenibles y basadas en el respeto y la vocación compartida de alcanzar la máxima calidad. Hasta llegar a compartir su visión en los bares y cafeterías de Madrid más emblemáticos y en tiendas con largo recorrido y tradición, como las de Conde de Peñalver (fundada en 1969), Fuencarral (1984) o Bravo Murillo (1996).

Este año, La Mexicana cumple 130 años de café, más de un siglo de elaboraciones provenientes de los mejores granos en fincas seleccionadas alrededor de todo el mundo: desde África a Latinoamérica o Indonesia. Un café fresco, de la mejor calidad, tostado a diario y molido al momento. Cada día dan un paso más al frente aportando nuevos orígenes, creando nuevos blends y llevando su calidad hasta el límite. Además, cómo no, de adaptarse al mundo online vendiendo a domicilio. La pasión por cada grano invertido en este negocio sigue hirviendo en Madrid y en cada una de sus 16 tiendas. A por otros 130 años más, toda una vida para Café La Mexicana. www.lamexicana.es

Deja un comentario