Aunque desde que la pandemia llegó a nuestras vidas los horarios y los aforos de la hostelería cambian casi a diario, las ganas de salir y de pasar tiempo juntos no desaparecen. Y más ahora que la primavera está a la vuelta de la esquina y lo que menos apetece es encerrarse en casa. En Bule Bule (Marqués de Valdeiglesias, 6) son conscientes de ello y por eso apuestan por la sobremesa y el tardeo por encima de todas las cosas.

El proyecto del Grupo Viva las Vegas (creadores también de Barbara Ann) abrió sus puertas pegadito a la Gran Vía hace dos años. Y lo hizo con la intención de arrasar en la noche madrileña gracias a sus espectáculos… hasta que la tormenta vírica llegó y arrasó con casi todos nuestros planes. Por el momento lo del show nocturno Crazy Mama no va a volver a ser posible, pero Bule Bule no cesa en su empeño de seguir entreteniendo al público capitalino.

¿Cómo? Con música en directo de jueves a domingos. Al ritmo de The Rolling Stones, Queen, Beatles y Guns N´Roses, entre otros protagonistas, el cliente puede disfrutar de un gamberro y divertido tardeo que se riega con una larga lista de cócteles clásicos y de autor. El bartender venezolano Daniel Rengel se presta a explicar con todo tipo de detalles la elaboración del trago elegido, que en nuestro caso fue el refrescante Isla bonita.

Además, su brunch de los fines de semana está animado por el staff, que sorprende con improvisaciones musicales mientras se sirve un desayuno tardío. La oferta gastronómica es cosa del chef Pepe Roch (Café Comercial, Casa Macareno, Barbara Ann), quien experimenta tanto con los elementos castizos característicos de la culinaria madrileña como con las materias primas y recetas de la cocina más viajera.

Deja un comentario