Pero una simple tostada con mermelada es poco para lo que tu cuerpo cansado necesita en este momento. Sin embargo, te encuentras en esa hora rara en la que ya no sabes si desayunar o comer, porque es un poco tarde para lo primero y temprano para lo segundo, y además no te apetece cocinar nada elaborado.

No te preocupes, te proponemos unas tostadas fáciles de hacer y muy nutritivas para que, sin mucha complicación, te marques un brunch en condiciones y recargues las pilas para afrontar el día.

Ingredientes:

  • 2 rebanadas de pan integral
  • 2 huevos
  • 1 aguacate maduro
  • Cebolla
  • Azúcar moreno (para caramelizar la cebolla)
  • Rabanitos
  • Hierbas aromáticas: perejil, cilantro.
  • Pimentón dulce en escamas
  • Sal
  • Aceite de oliva virgen extra

Preparación:

Corta la cebolla y póchala a fuego lento en una sartén con un poco de aceite. Cuando empiece a ponerse transparente, añade dos o tres cucharaditas de azúcar y déjala durante unos minutos, removiendo de vez en cuando.

Mientras, tuesta las rebanadas de pan y después unta sobre ellas el aguacate, añadiendo por encima un poco de sal y un chorrito de aceite de oliva.

Rompe los dos huevos en la sartén con la cebolla y no dejes de remover hasta que el huevo se cuaje y esté a tu gusto. Entonces repártelo sobre las dos tostas de aguacate. Si quieres puedes añadir un poquito de sal en el huevo.

Corta unas rodajas de rabanito y añádeselas. Trocea unas hojas aromáticas de perejil y cilantro e incorpóralas por encima.

Adereza las tostadas con pimentón en escamas, o si lo prefieres, con pimienta.

¡Y a disfrutar del brunch y del fin de semana!

Otras recetas: