Ya lo intuimos en su día con el restaurante australiano Down-N-Out, el bar pop-up de Juego de Tronos y el café en Pakistán inspirado en la magia de la saga de Harry Potter, pero después de ver esto, está claro que no hace falta ser un chef con estrella Michelin para conseguir que tu negocio sea todo un éxito. Y sino que se lo digan a los dueños de Brick Burger, un restaurante instalado en Filipinas cuyas hamburguesas se sirven con forma de LEGO.

La hamburguesa, servida entre dos panes en tonalidades que van desde la roja, la amarilla y hasta la naranja, puede que no sea la más sana –el colorante del pan ya te decimos nosotros que no tiene nada de natural-pero sí es la más divertida que hemos visto hasta la fecha. Entre sus menús destaca el Darth Burger, una hamburguesa creada especialmente para los fanáticos de Star War que viene acompañada de cebolla caramelizada, champiñones, bacon y salsa barbacoa.

Para los que dedicaron su niñez a construir coches, castillos, naves espaciales y ciudades enteras con estos coloridos juguetes ya tienen el templo perfecto donde saborear y experimentar, en cierta forma, una parte divertida de su pasado.

@BrickBurger/Facebook; Instagram