¿Cómo puede la leche, un alimento indispensable en la salud de pequeños para el crecimiento y la buena formación de los huesos y el correcto funcionamiento óseo para los más mayores, ser ingrediente indispensable de ciertas enfermedades?

Pudiendo. O si no, que se lo digan a los intolerantes a la lactosa, quienes, en vez de disfrutar de los beneficios de la leche, sufren sus consecuencias notablemente.

Ahora, un nuevo estudio relaciona beber leche con el riesgo de padecer Parkinson.

¿Beber leche es sinónimo de padecer Parkinson?

El estudio forma parte una investigación conocida como Honolulu-Asia Aging Study y fue publicado en la revista Neurology.

¿Beber leche es sinónimo de padecer Parkinson?

Este estudio analiza los factores de riesgo vinculados a la demencia y otras neuropatologías, entre ellas el Parkinson, cuando entran en contacto con algunos alimentos.

¿Beber leche es sinónimo de padecer Parkinson?

Según la investigación, en el cerebro de los hombres que participaron en el estudio y que habían consumido más de dos vasos de leche al día presentaban una patente degeneración de las neuronas dopaminérgicas.

¿Beber leche es sinónimo de padecer Parkinson?

Estas neuronas son la principal causa de la enfermedad de Parkinson, siendo el heptacloro, un componente poco habitual en la lecha, el responsable de esta degeneración.

¿Beber leche es sinónimo de padecer Parkinson?

Por suerte, los amantes de la leche están de enhorabuena porque ese heptacloro ya no suele incorporarse en la elaboración de la leche.