Natural de Alcudia, la actriz Llum Barrera nos habla de los tesoros de Mallorca, tanto los de su costa como los de su fascinante interior.

La actriz Llum Barrera protagoniza la serie ‘La Caza.Tramuntana’ (RTVE). Foto: Javier Naval

Entre rodaje y rodaje, ¿cuánto tiempo pasas en la isla?

Mucho menos del que me gustaría. Procuro ir cada dos meses, siempre que puedo me escapo a ver a la familia y amigos. Y mi mar, eso también se echa mucho de menos.

Mallorca ha cambiado mucho en las últimas décadas, ¿qué recuerdos de infancia guardas de la isla?

Ha cambiado muchísimo. Antes venían familias enteras. También solteros y solteras en busca del ‘latin lover’, cómo no. Todos se dejaban un buen dinero en sus vacaciones. De niña, recuerdo ver el autobús de las suecas irse para el aeropuerto, con sus ligues mallorquines despidiéndose a lágrima viva. Y al rato, llegar otro autobús cargado de rubias nórdicas, al que acudían los mismos ligones de playa –que rápidamente se habían secado las lagrimas– para darles la bienvenida. Ahora se conoce Mallorca, desgraciadamente, por el balconing y el turismo de borrachera, que no se preocupa ni siquiera de probar la famosa ensaimada… Les da igual, porque sólo beben. Y odio esa imagen que sólo se corresponde con unas zonas muy limitadas de la isla. Por suerte, todo eso está en vías de cambiar. Ya se empezó a limitar ese tipo de turismo en pos de recuperar el de calidad, de calma que yo le llamo. Mallorca ofrece muchísimo más que discotecas y siestas de resaca en la playa.

En la serie La Caza.Tramuntana das vida a Madó Teresa, que junto a otras menores ha sido víctima de abusos y violaciones en el pueblo mallorquín. ¿Qué ha significado interpretar este papel? ¿cómo ha sido la experiencia de volver a rodar en casa?

He tenido mucha suerte de poder interpretar a Teresa. Ha sido un personaje que ha ido creciendo de capítulo en capítulo. Me ha dado muchas alegrías poder interpretar a una mujer tan fuerte pero tan frágil a la vez. Y tan mallorquina, poder mostrar ese carácter isleño que no cuenta todo lo que sabe por miedo a que le ataquen, mejor observar y escuchar primero. Ha sido un lujo, un regalo. Y poder rodar en la Sierra de Tramontana, en Valldemossa, ha sido maravilloso. Todo se fotografía bien, cualquier rincón era un buen set donde situar la acción. He sentido mucho orgullo de ser mallorquina.

¿Qué te transmite la Tramontana?

Toda la zona norte es espectacular, cada rincón parece una postal. Es bonita y a la vez misteriosa, enigmática, con su famoso viento, que lo mismo te refresca como te da miedo porque parece que te habla. Es una maravilla que hay que recorrer con calma.

¿Cuáles son las joyas de la sierra mallorquina?

En la zona norte te vas encontrando maravillas a medida que avanzas. Comienzas en Andratx y vas siguiendo la costa hacia el norte y te puedes ir parando en cualquier sitio: Estellencs, Banyalbufar (uno de los pueblos más bonitos de esta zona), Valldemossa, Deià, Sóller… A mí me gusta llegar a Soller con el tren de Sóller, que lo puedes coger en Palma o en Bunyola, vas pasando por el interior de la sierra. Una vez en Sóller hay que coger el trenecito que te lleva al Port de Sóller. Es hacer de guiri en plan bien, y con niños es genial, se lo pasan bomba. De ahí ya es obligado seguir hasta Pollença y Alcudia, pasando por Cala Tuent, Sa Calobra y Es Torrent de Pareis.

Si nos vamos a la costa, ¿eres más de playa o cala?

Depende del plan. Si apetece llenarte de arena y disfrutar del chiringuito, o si bien te quieres montar el sombrajo para pasar el día en las rocas. La cala es menos confortable pero sueles encontrar menos gente, por la incomodidad de las piedras. Cualquier opción es estupenda.

Alcudia, tu ciudad natal, presume de una de las playas más amplias y agradables de la isla: la playa de Muro. ¿Ha sido una de tus opciones de cabecera?

Sin duda, de adolescente hacíamos la vida en la playa, tanto de día como de noche. Antes de que llegaran las restricciones de uso nocturno. Una pena… Había hasta conciertos y fiestas de verano. Todo muy caribeño.

¿A qué otros rincones podemos ir a tomar el sol en el norte?

Me encanta la zona del Mal Pas y Bonaire en Alcudia. Y si sigues subiendo encontrarás la Caleta dels Capellans y S’Illot. También está muy bien la Playa de Son Serra de Marina, en la misma Bahía de Alcudia y Sa Colònia de Sant Pere. Y Cala Torta y Cala Mesquida me gustan mucho para pasar el día.

¿Y a bucear en el sur?

Las aguas son de un color muy especial en la zona sur. En Cala Pi se puede practicar buceo. Y hay una calita pequeña muy familiar en Sa Colònia de Sant Jordi, Cala Galiota, donde hay un montón de peces que se te acercan y hasta los puedes tocar. Buen plan con niños porque es de fácil acceso, pegada al paseo. Y una excursión obligada es coger el barco e ir a Cabrera. Se puede salir desde la Colónia de Sant Jordi. Esas aguas sí que te dejan sin palabras.

Deja un comentario

Cancelar la respuesta